AB – C – D – E – F – G – H – I – J KL – M – NOPQR – S – TUV – W – XYZ       GLOSARIO


TASA DE HOMICIDIOS

La Tasa es el indicador básico que empleamos para analizar fenómenos, especialmente cuando no podemos medirlos directamente. Este cociente, aplicado a poblaciones, nos permite dimensionar el fenómeno analizado respecto al global de la población estudiada y, además, lo vuelve comparable con otras poblaciones de distinto tamaño.

TASA DE HOMICIDIOS x 100.000 habitantesEs el indicador que se utiliza habitualmente como medida del número de homicidios en una unidad territorial concreta (país, ciudad,…) para un periodo de tiempo determinado (normalmente un año). De hecho, en numerosas relaciones estadísticas es el único indicador de los homicidios utilizado. El número absoluto de homicidios, por sí mismo, no nos informa de las dimensiones de la población afectada y por lo tanto, no nos permite dimensionar la magnitud del fenómeno ni establecer comparaciones con poblaciones de distinto tamaño, cosa que si permite, por el contrario, la tasa de homicidios.

tasa homicidios

Partimos de la base de que cualquier número de homicidios es excesivo pero si consideramos, por ejemplo, la cifra de 20 homicidios en un año, podemos entender fácilmente que esos 20 homicidios no tendrán el mismo peso en una población de 200 habitantes que en una ciudad de 2 millones. Además, esta tasa nos permite comparar el número de homicidios en ciudades con distinta población. Por ejemplo:

En la ciudad de Fortaleza (Brasil) se cometieron 2.754 homicidios en 2013 y en San Pedro Sula (Honduras) fueron cometidos 1.411 homicidios en el mismo periodo. El número de homicidios fue más alto en la ciudad brasileña que en la hondureña. Ahora bien, si queremos dimensionar bien el fenómeno, tenemos que tener en cuenta que la población total de Fortaleza rondaba los 3,8 millones de habitantes y la de San Pedro Sula apenas los 0,8 millones. Aplicando la fórmula obtenemos una tasa de 72,81 homicidios por cada 100.000 habitantes para la urbe brasileña frente a 187,14 para la ciudad centroamericana. Por eso, San Pedro Sula tiene una mayor tasa de homicidios que Fortaleza. (Fuentes de los datos: Seguridad, Justicia y Paz (CCSPJPAC) 2014. Al respecto, ver las entradas: Mapeando homicidios).

_

TERRITORIO

Es fácil entender la importancia que adquiere este concepto en un sitio como el nuestro, en el que nos declaramos abiertamente “en defensa de derechos y territorios”. Pero, en cambio, no es nada fácil encontrar una definición plenamente satisfactoria debido a la “enorme polisemia” (HAESBAERT,2011) del término.

TERRITORIO

En su teorización en torno a los procesos de urbanalización, Francesc Muñoz nos ofrece una excelente definición de lo que supone la aterritorialización del paisaje urbano.  La adoptamos como fórmula aplicable a cualquier otra aterritorialización, de la que bastará, simplemente, con intercambiarle el término ‘paisaje’ por cualquier otro que pueda ser categorizado como de aterritorial.

ATERRITORIALIDAD: “Emerge así una nueva categoría de paisajes definidos por su aterritorialidad: esto es, paisajes independizados del lugar, que ni lo traducen ni son el resultado de sus características físicas, sociales y culturales, paisajes reducidos a solo una de las capas de información que lo configuran, la más inmediata y superficial: la imagen”. (MUÑOZ, Francesc. Urbanalización. paisajes comunes, lugares globales. 2008)

Antes de cualquier consideración en torno al proceso de la desterritorialización “podemos decir, anticipando algunas consideraciones finales, que muchas veces el discurso de la desterritorialización se plantea como un discurso eurocéntrico o ‘primermundista’ (si es que aún se puede hablar de Primer Mundo), atento sobretodo a la realidad de las élites efectivamente globalizadas y ajeno a la ebullición de la diversidad de experiencias y reconstrucciones del espacio en curso no solo en las llamadas periferias del planeta, sino en el interior de las propias metrópolis centrales” (HAESBAERT, Rogério. El mito de la desterritorialización. Del “fin de los territorios a la multiterritorialidad”. 2011 [2004]).

Para glosar sobre este sujeto partimos del trabajo del geográfo brasileño Rogério Haesbaert, dedicado por entero al tema.

DESTERRITORIALIZAR

mitodesterritorializacion

Lo encuentras en ‘Siglo XXI editores’

TERRITORIALIZAR

TOPOFILIA

La topofilia, que en la acepción del geógrafo Yi-Fu Tuan, es uno de esos términos -conceptualmente difuso pero experimentalmente vívido y concreto- que nos ayudará enormemente a la hora de abordar las temáticas referidas al Territorio y al lugar. O por lo menos nos ayudará a tender algunos puentes entre una parte de la geografía crítica, concretamente la geografía humanista, y algunas de esas territorialidades otras no occidentales/occidentalizadas (como puedan ser las indígenas, afros o negras, y algunas campesinas, entre otras…). A priori, de entre todo el corpus geográfico occidental, parecería que es esta geografía crítica humanista (sea ésta académica y/o militante) la que tendría una mejor capacidad de entendimiento con esas geografías otras no occidentales y poco o nada occidentalizadas (insistimos, a priori).

TOPOFILIA: “Es el lazo afectivo entre las personas y el lugar o el ambiente circundante. Difuso como concepto, vívido y concreto en cuanto experiencia personal” (TUAN, Yi-Fu. 2007 [1974])

Pero también nos podemos acercar a este concepto desde otros ámbitos del conocimiento como, por ejemplo, la ciencia neurológica.

En un extremo de significaciones opuesto al de la topofilia encontramos la TOPOFOBIA. En este caso los lugares pueden despertarnos sentimientos, sensaciones o percepciones de fobia, desasosiego, miedo o incluso terror.

Y el tratar sobre topofobia y miedo nos da pie a enlazar con ese genial Diccionario de las Periferias que están elaborando colectivamente desde Carabancheleando, para darle riqueza y textura a nuestra glosa:

carabancheleando_miedo

Captura del ‘diccionario de las periferias’ de Carabancheleando.

miedo_carabancheleando

Diccionario de las periferias: Miedo

 

T