Borrachera de datos

Borrachera de datos

 [Actualizado y reformulado en noviembre de 2019]

El itinerario del terreno al mapa y del mapa al Territorio #2

Sin datos no hay mapa… cierto, pero tampoco conviene emborracharse de datos

porque ¡el guayabo/resaca puede ser duro!

Hemos repescado este video de Victor Olaya, grabado durante las VII jornadas de SIG Libre de 2013, porque desarrolla muy bien algunos aspectos que nos interesa resaltar en nuestros ejercicios sobre el proceso del mapeo. Por supuesto es bien interesante su visión -e hilo conductor del video- sobre el SmallData versus el BigData pero nos gusta especialmente como trata algunos temas de fondo o de base:

Lo importante es saber en cada momento lo que se está haciendo; tener criterio; comprender los procesos; saber qué necesitamos y qué queremos hacer; distinguir Conocimiento de Información y de Datos nos ayudará a trabajar mejor y con más rigor.

No hay ninguna duda sobre la importancia de los datos en geoactivismo ya que son uno de sus combustibles imprescindibles. De hecho, mapas, mapeos colectivos o uso de SIG sin datos no parecen tener mucho sentido.

Un mapa sin información geográfica simplemente no es un mapa. Y esa información geográfica se nutre obviamente de datos.

Un mapeo colectivo (o colaborativo o cartografía social) tampoco puede elaborarse sin datos. Pero este ejercicio es más que una captura de datos en entornos comunales o colectivos. Muchas veces, para la defensa del Territorio, es más importante el proceso, la articulación, la comunicación, el intercambio, la reflexión colectiva y los aprendizajes que el resultado final en forma de mapa (y por supuesto que los datos utilizados).

Un software sin datos, -como tan bien se explica en el video-, no sirve de mucho. Retomando un fragmento del libro SIG, del mismo Olaya, podemos afirmar que «los datos son el elemento principal del trabajo dentro de un SIG. Sin ellos, no tiene sentido un Sistema de Información Geográfica. Esta relación entre los datos y los elementos de software y hardware empleados en su manejo ha ejercido una notable influencia en el desarrollo de las tecnologías SIG y, recíprocamente, estas han definido el marco de trabajo para los avances en los tipos de datos.» (Olaya, p. 34)

Ahora bien, no nos emborrachemos de datos. Tal vez no haga falta llegar al extremo de considerar que «los datos son secundarios» (Olaya, en el video) pero pongámoslos en su lugar dentro del proceso de mapeo. Entendamos primero el proceso y el papel de los datos en el mismo. Luego sí, Big Data, ciencia de datos, minería de datos y datos abiertos (open data) nos ofrecen un enorme abanico de posibilidades que podremos (intentar) aprovechar.

Primero, lo más básico:

Fidel                                                                                                                                                                                                                                               

…← Del terreno al mapa                                                                                                                                                                                    …→

0

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.