[Actualizado y reformulado en noviembre de 2019]

El itinerario del terreno al mapa y del mapa al Territorio #1

Uno de los elementos fundamentales en el Geoactivismo (y más en general en la elaboración de mapas) es comprender el tránsito de datos, hechos, eventos o informaciones desde el terreno hasta llegar al mapa y el itinerario inverso, que nos lleva desde el mapa al terreno o a esa construcción socioespacial que conocemos como Territorio.

Entender ese proceso -esos itinerarios- es el fundamento básico. En el camino ya iremos viendo software, tecnologías y metodologías, pero lo realmente importante e interesante es entender como-funciona-la-cosa.

Comencemos…

DEL TERRENO AL MAPA

UN PUNTO DE PARTIDA

Partimos de un principio fundamental: no es necesario ser cartógrafo, geógrafo, ingeniero, programador o analista informático para poder georreferenciar nuestros propios datos y usarlos posteriormente para su análisis digital, para la comunicación visual y política o incluso la denuncia jurídica. El geoactivismo no es otra cosa que la utilización de la geografía, sus metodologías y herramientas como instrumentos de lucha, defensa de Derechos y Territorios.

La mayor facilidad de acceso a las geotecnologías y el espectacular aumento en la accesibilidad a internet – incluyendo su vertiginoso crecimiento a partir de dispositivos móviles – sumado a la gran difusión de aparatos que incorporan navegadores de posicionamiento satelital  o aplicaciones informáticas geolocalizadas hace esto posible. También es notable la mayor facilidad de acceso al conocimiento necesario para utilizar estas nuevas técnicas y tecnologías.  Es asombrosa la gran cantidad de tutoriales, video-tutoriales, foros, cursos o blogs dedicados a estas temáticas.  Todo está ahí en internet… al alcance de toda aquella persona que quiera o pueda formarse o autoformarse.

Pero ¡cuidado!, esta espectacular generalización tecnológica nos puede llevar a engaño.  Ni todo el mundo tiene acceso a internet ni todo el mundo dispone de los recursos necesarios para acceder a la tecnología. ¡La brecha digital es grande y real!

En el Global Internet Map 2018 (TeleGeography) puede percibirse el todavía  desigual acceso geográfico a Internet

.

Si estás leyendo esto es de suponer que haces parte de la humanidad conectada y que te interesan las temáticas que tratamos. Por eso, no será excesivamente difícil solventar dos de los principales problemas que surgen a la hora de iniciar cualquier autoformación geoactivista sin necesidad de inversión monetaria: por un lado, el disponer de tiempo y, por otro, tener la cultura tecnológica suficiente para poder acceder a las geotecnologías y a ese mundo colaborativo de las comunidades de software libre con sus sus particulares jergas, sus métodos de comunicación y aprendizaje, o sus continuas actualizaciones de software (o en su defecto para poder acceder al software privativo, aunque este sí supone una cierta inversión monetaria).

Si tienes la disponibilidad necesaria y el interés te proponemos seguir este itinerario que te llevará del terreno al mapa y del mapa, de regreso al Territorio.

¿A QUIÉN VA DIRIGIDO EL ITINERARIO?

Obviamente no se tiene que hacer ningún tipo de activismo para poder aprovechar de su contenido, pero ser activista es francamente recomendable en los tiempos que corren; ¡el campo de acción es muy amplio!

Los contenidos son amplios y no están dirigidos a ningún colectivo determinado ni a ninguna persona ‘tipo’. A priori esto es positivo ya que el abanico de temas tratados puede ser muy amplio, atrayendo el interés de personas muy diversas. No obstante, el riesgo que corremos con esta apuesta es que finalmente no se llegue a satisfacer a nadie. Los contenidos no están ni dirigidos específicamente a colectivos urbanos, ultraconectados y hasta un poco geekies, ni dirigido a colectivos rurales, poco y mal tecnologizados. 

Eso sí, pensando precisamente en estos últimos nos hemos basado en una primera experiencia formativa que realizamos en el área del Pacífico colombiano, donde encontramos falencias de cultura tecnológica importantes que fueron hasta cierto punto compensadas por la potente comprensión de la territorialidad y la consciencia de la importancia de la defensa del Territorio de la que hicieron gala las comunidades campesinas, negras e indígenas que participaron. Este sentido del Territorio -o este sentir el Territorio– pensamos, sinceramente, que puede solventar cualquier inconveniente cultural o formativo.

 GEO… ¿ QUÉ?

Ya hemos mencionado algunas veces el término Geoactivismo… ¿geo qué?

Comencemos con lo primero: GEO.

Llevamos escritas unas pocas líneas y ya se han utilizado unas cuantas palabras en cuya composición aparece el prefijo ‘GEO‘ como georreferenciar, geotecnologías, geoactivismo y geolocalizada.  De hecho, podríamos haberlo utilizado aún más incluyendo geoespaciales, geomática, geoservidor, geográfica, geo por aquí…geo por allá.

Posiblemente abusemos de este prefijo, pero ¡es que es tan práctico! Veamos a qué nos referimos cuando lo utilizamos e ilustrémoslo con un ejemplo.

¿A qué nos referimos cuándo utilizamos una palabra compuesta por el prefijo GEO?

Normalmente indicamos que algún objeto, actividad o situación están referidos al planeta Tierra. 

El número de palabras compuestas con este prefijo es muy grande y sus significados bastante variados. Es muy probable que muchas de las palabras mencionadas arriba te suenen, ya que unas cuantas ya se han colado en en el lenguaje cotidiano de una parte de la población. La eclosión de las llamadas redes sociales ha popularizado, por ejemplo, el término geolocalizado y el gran aumento de aparatos que incorporan la recepción de sistema de navegación satelital (GPS, Galileo, Glonass…) lo ha hecho con términos como georreferenciar o como sistema de coordenadas geográficas.

La posibilidad de conocer en tiempo real (o casi) nuestra ubicación y poderla utilizar en o desde diversos dispositivos móviles de uso muy extendido, como teléfonos o smartphones, tabletas, portátiles o aplicaciones informáticas disponibles en cualquier computador, ha abierto un gran campo de posibilidades para su uso en el activismo político, ambiental y social.

Por eso, tomaremos la georreferenciación como nuestro primer paso en el itinerario, pero antes aclaremos qué es eso de geoactivismo

Pues sí, geoactivismogeoactivistas¿por qué no?

Puestos a abusar de terminología compuesta con el prefijo ‘GEO’ , proponemos una palabra que define perfectamente nuestra actividad porque con este término nos referimos básicamente al hecho de hacer activismo con la ayuda o a partir de herramientas y metodologías que tienen que ver con las geotecnologías, las geografías y en general con las ‘geo-lo-que-queramos‘. Es algo que venimos haciendo desde hace tiempo. La novedad es que ahora ya tenemos ‘la etiqueta’. Pero si hablamos de geoservidoresgeomarketing o de geomática, ¿cómo no vamos a hacerlo de geoactivismo?

Fidel                                                                                                                                                                                                      …→ Borrachera de datos

Leave a Reply