AB – C – D – E – F – G – H – I – JKL – M – NOPQR – S – T – UV – W – XYZ        GLOSARIO


GENTRIFICACIÓN

Nada mejor que leer “La nueva frontera Urbana. Ciudad revanchista y gentrificación” de Neil Smith para sumergirse en este concepto y sus problemáticas asociadas. Y si buscamos una definición, está especialmente indicada la lectura de su segundo capítulo: ¿Es la gentrificación una palabrota? 

GENTRIFICACIÓN: “es el proceso por el que los barrios pobres y proletarios, ubicados en el centro de la ciudad, son reformados a partir de la entrada del capital privado y de compradores de viviendas e inquilinos de clase media —barrios que previamente habían sufrido una falta de inversión y el éxodo de la propia clase media. Los barrios más humildes de clase trabajadora están en proceso de reconstrucción; el capital y la alta burguesía están volviendo a casa, y para algunos de los que se encuentran a su paso, no se trata precisamente de algo agradable. (…) El término gentrificación expresa el obvio carácter clasista del proceso, y por ese motivo, si bien el que se muda al barrio puede no ser técnicamente un «miembro de la alta burguesía» [gentry] sino un profesional blanco de clase media, el término es de lo más razonable.” (SMITH, NeilLa nueva frontera urbana. Ciudad revanchista y gentrificación.  Traficantes de Sueños, 2012- Descarga libre)

En el mismo escrito, además de contextualizar, analizar y definir este concepto, Smith nos explica también la génesis del término: ” Tal y como hoy sabemos a partir de una gran cantidad de documentos, el término «gentrificación» fue acuñado en Londres en el año 1964 por la eminente socióloga Ruth Glass. He aquí su clásica definición:  Uno a uno, gran parte de los barrios de la clase trabajadora de Londres se han visto invadidos por las clases medias —altas y bajas. Las degradadas y modestas calles flanqueadas por antiguas caballerizas, convertidas en viviendas, y las casitas —dos habitaciones arriba y dos abajo— fueron sustituidas cuando expiraron los contratos de arrendamiento por elegantes y costosas residencias. Grandes casas de la época victoriana que se habían degradado en el periodo anterior o más recientemente —al ser utilizadas como albergues u ocupadas por varias familias— han subido nuevamente de categoría […] Cuando este proceso de «gentrificación» comienza en un barrio, avanza rápidamente hasta que todos o la mayoría de los ocupantes iniciales, miembros de la clase trabajadora, son desplazados, así se modifica el carácter social del barrio. (Glass, 1964: xviii)” (SMITH, Neil) .

Alternativamente al término gentrificación, de uso ya extendido en lengua castellana, también encontraremos el uso de elitización como término equivalente. La geógrafa García Herrera nos proponía que “ante la ausencia de un término español consensuado y las objeciones señaladas a los que se han venido utilizando [“recualificación social”, “aburguesamiento”, “aristocratización”, “gentrificación” y “elitización residencial”], convendría acuñar una expresión — quizás aún imprecisa— pero que recoja la cualidad esencial del fenómeno. En lugar de introducir el neologismo de gentrificación, proponemos, siguiendo la línea de Monreal, la adopción del término elitización” (García Herrera, 2001). No obstante la posible conveniencia del uso del término en castellano, nos remitimos a una aclaración que hace la propia García Herrera en 2015:

Nota de Luz Marina García Herrera: En 2001 propusimos traducir el término anglosajón «gentrificación» por el castellano «elitización» con objeto de acuñar una expresión propia en lengua española que expresase la esencia de clase inherente al proceso, evitando asimismo el neologismo de la «gentrificación». No obstante, en la práctica tanto en el mundo académico como sobre todo en los movimientos sociales se ha generalizado el uso del neologismo; en consecuencia, aunque mantenemos la validez  y pertinencia del vocablo «elitización», en este libro hemos optado por utilizar «gentrificación» con objeto de evitar confusiones (García y Sabaté, 2015: 18 en nota a pie de página).

Parece claro, pues, que hay poca polémica lingüística respecto al uso del término gentrificación, que es el que utilizaremos usualmente en Geoactivismo.

Sobre el uso y abuso del término gentrificación, y para profundizar sobre la temática, recomendamos acceder a nuestra →sección dedicada.

GARCÍA HERRERA, Luz marina. Elitización: propuesta en español para el término gentrificación. Biblio 3W: revista bibliográfica de Geografía y Ciencias sociales, Universidad de Barcelona. 2001, vol. VI, nº 332. <http://www.ub.edu/geocrit/b3w-332.htm>

GARCÍA HERRERA, Luz marina; SABATÉ BEL, Fernando. Neil Smith: Gentrificación urbana y desarrollo desigual. Barcelona: Icaria editorial, Colección Espacios Críticos, 2015.

GEO

Si hay un prefijo del que abusaremos en este sitio, éste será sin duda  ‘GEO‘. Con este prefijo marcamos cualquier palabra como relativa, referida o relacionada con La Tierra… el planeta en el que habitamos.

GEOACTIVISMO

Puestos a abusar de terminología compuesta con el prefijo ‘GEO’ , proponemos una palabra que define perfectamente nuestra actividad.

GEOACTIVISMO: Conocer para controlar y demarcar para dominar (y explotar) fue uno de los principios genéticos de los mapas. Desde sus orígenes más remotos, representar el territorio es un ejercicio de control militar, político, económico y social… claro que también podemos encontrar personas que se empeñan en que sirva para todo lo contario, para liberarse o para resistirse a ese control, y es a eso a lo que llamamos geoactivismo.

Tal y como la judoka, cuando ejecuta esa llave que le permite aprovechar de la fuerza del adversario utilizándola en su contra, tomamos las geotecnologías, los mapas, los datos, las herramientas y metodologías geográficas que utiliza o produce el poder (político, militar, económico,…) como herramientas de control, revertiéndolas para su uso en la defensa de Derechos y Territorios. Hacemos de mapas y geotecnologías un arma crítica (la analogía utilizada con el movimiento de la llave de judo está inspirada en stat-activisme, al respecto ver →geoactivismo).

Realmente no es algo novedoso,  aunque sí es cierto que en los últimos dos o tres años ha habido una eclosión tal de tecnologías que lo potencian, que tal vez parezca algo novedoso . La novedad, quizás, es que ahora ya tenemos ‘la etiqueta’. Pero si hablamos de geoservidores, geomarketing o de geomática, ¿cómo no vamos a hacerlo de geoactivismo? 

GEORREFERENCIAR

Si decimos que un dato está georreferenciado estamos sencillamente expresando que de ese dato conocemos su posición según un sistema de referencia terrestre. Y un sistema de referencia terrestre no es más que un conjunto de convenciones que nos permiten medir la posición de un objeto en la Tierra (→GEO).

GEORREFERENCIAR: posicionar cualquier objeto utilizando un sistema de coordenadas terrestre.

Por ejemplo, las coordenadas geográficas nos indican la latitud (Norte y Sur) y longitud (Este y Oeste) de un determinado punto. Al conocer sus coordenadas podemos conocer su posición. De este punto decimos que está geolocalizado o georreferenciado y podemos ubicarlo bien en un mapa o bien desplazarnos en el terreno, con la ayuda de un navegador GNSS, hasta llegar a su posición.

No engañaremos a nadie si decimos que georreferenciar datos puede ser tan sencillo como tomar las coordenadas de distintos puntos con un pequeño receptor GPS. Pero tampoco lo haremos si reconocemos que georreferenciar puede llegar a ser algo dificultoso y complejo que complique el trabajo de los profanos en proyecciones cartográficas y dátums. El principal problema deriva de la irregular forma que tiene el planeta Tierra, dificultad que se traslada a la hora de establecer cualquier sistema de referencia terrestre, cosa de la que se ocupa la Geodesia. Ah, y sí, georreferenciar debe llevar doble ‘r’ para estar bien escrito en lengua castellana.

GEOLOCALIZAR: básicamente es lo mismo que georreferenciar pero se usa preferentemente en entornos tecnológicos conectados y móviles (…se supone que es más cool y geek). G. Beltrán nos lo define estupendamente como: “Basados en el uso de la tecnología GPS que facilitan los satélites que orbitan alrededor de la Tierra, la geolocalización nos habla de situar a una persona, empresa u organización en un punto concreto del espacio.” (G. Beltrán, 2012)

GIS

GIS: Geographic Information System, ver  →SIG

GNSS: GPS, GLONASS, GALILEO y COMPASS

La verdad es que utilizamos el término GPS para denominar más cosas de las que deberíamos. Empecemos por señalar que deberíamos decir SPG, o sea Sistema de Posicionamiento Global… Pero no pierdan su tiempo, nadie va a entenderles si no utilizan esas siglas en inglés, o sea GPSGlobal Position System. El término es de uso masivo en el lenguaje corriente, ya que con él nos referimos a casi cualquier aparato o aplicación que permite determinar las coordenadas de una posición a partir de la lectura de las emisiones de un satélite. De hecho, es bastante probable que en el momento en que inicie su andadura el sistema GALILEO (está previsto que los primeros servicios estén operativos en 2014) todavía sigamos hablando de GPS, ya que el término se ha convertido en una denominación genérica en el lenguaje de uso corriente. Eso sí, técnicamente se utiliza el acrónimo GNSS y sólo escucharemos hablar de GPS cuando se refiera concretamente al sistema NAVSTAR-GPS. Pero el GPS no es un aparatito, o no es sólo un aparatito, sino que es todo un sistema de navegación. El Sistema GPS (NAVSTAR-GPS) hace parte de los Sistemas Globales de Navegacion por Satelite (GNSS) -al igual que GLONASS, GALILEO y COMPASS (los dos últimos todavía no están operativos, están en fase de despliegue)-  y está operado por el Departamento de Defensa de Estados Unidos, quien lo diseñó e implementó….pues sí, ¡los militares! De hecho, la inclusión del sistema ruso GLONASS en los últimos modelos de navegadores GPS (por ejemplo en los de GARMIN) y en diversos smartphones ya está consiguiendo el efecto de extender el uso de la denominación GNSS, por lo que no hay que descartar que pronto se deje de utilizar el término GPS de manera genérica (e incorrecta). En nuestro caso, alternaremos el uso del término GNNS y el de GPS y estaremos atentos y atentas a como evoluciona el lenguaje, imaginamos que de manera paralela al despliegue de los 4 sistemas globales GPS, GLONASS, GALILEO y COMPASS. No tendrá mucho sentido hablar de GPS cuando uno sólo de los sistemas tiene esa denominación.

GNSS – Global Navigation Satellite System: “Uno de los hitos en la aparición de nuevas fuentes de datos geográficos es la aparición de los Sistemas Globales de Navegación por Satélite (GNSS), que permiten la obtención de coordenadas geográfi cas de un modo inmediato, con las consecuencias que esto tiene para su uso en actividades como la elaboración de cartografía. En esencia, un GNSS es un sistema que permite conocer en todo momento y en cualquier punto del globo la localización exacta de dicho punto con un margen de error del orden de unos pocos metros o menos. Para ello, se basan en el envío de señales entre un dispositivo situado en el punto concreto y una red de satélites, pudiendo establecerse la posición exacta mediante las características de dicha transmisión.” (Olaya, V. (2011): Sistemas de Información Geográfica→Libro SIG).

Actualmente existen, operativos o en desarrollo, cuatro sistemas globales y dos regionales.

gnss_esa

Sistemas GNNS. Fuente:ESA

Encontrarás más información en la Navipedia de la ESA. No te pierdas su lista de acrónimos (acronym list)

Navipedia